close
MUNDOTitulares

COMENTARIO: Por qué economía de China es lo suficientemente fuerte para capear temporales comerciales

BEIJING, 20 jul (Xinhua) — Como dice un viejo refrán chino, el oro verdadero no teme el fuego. Lo mismo podría decirse de la economía de China, cuya resiliencia ha desafiado de nuevo las proyecciones de los pesimistas y la presión de las tensiones comerciales.

El PIB de China creció un 6,7 por ciento en el segundo trimestre de este año, un ritmo un poco más lento pero que sigue siendo saludable si se compara con el 6,8 por ciento del primer trimestre.

China sigue siendo una de las economías de más rápido crecimiento del mundo y su ritmo de expansión encadena 12 trimestres consecutivos entre el 6,7 y el 6,9 por ciento.

El impacto de la guerra comercial iniciada por Estados Unidos aún no ha salido totalmente a la superficie, pero la economía de China, cada vez más dependiente del consumo interno, está bien posicionada para resistir la presión externa.

El crecimiento de las exportaciones, la producción industrial y la inversión disminuyó, pero el consumo doméstico y los servicios, que son ya una fuerza motriz dominante en la economía, han tomado el relevo.

El consumo final y el sector servicios contribuyeron a que la mayor parte de la economía creciese en la primera mitad del año y su peso continuó aumentando.

La inversión privada repuntó. Las industrias de alta tecnología superaron al sector industrial global tanto en la inversión como en la producción.

Los datos de empleo también dan información sobre la fortaleza económica. La tasa de desempleo calculada mediante encuesta en las zonas urbanas fue del 4,8 por ciento en junio, el nivel más bajo desde que el país comenzó a hacer estimaciones con este método en 2016.

Estos resultados se han logrado en un momento en el que se está aplicando una política monetaria prudente, con un entorno normativo centrado en el desapalancamiento y con la presión de la escalada de las tensiones comerciales. Este hecho da todavía más confianza en los fundamentos de la economía de China.

Décadas de rápida expansión del PIB han producido la mayor población con ingresos medios del mundo, cuyas demandas de mejorar su nivel de vida y de productos de alta calidad dan un impulso al equilibrio y la mejora de la economía.

Las ventas de electrodomésticos, dispositivos de comunicación y productos cosméticos crecieron por encima del 10 por ciento en la primera mitad del año. Los vehículos de nuevas fuentes de energia, los robots industriales y los televisores inteligentes superaron a los sectores tradicionales de manufactura.

La economía china no está libre de problemas y sería un autoengaño decir que no hay nubes en el horizonte. Pero los responsables de diseñar las políticas están vigilantes y preparados.

Las autoridades han tomado medidas con decisión para contener el apalancamiento, una de las incertidumbres más alarmantes de la economía. El crecimiento de la ratio de apalancamiento de China se ha ralentizado notablemente desde 2017. Y no hay señales de que la tendencia se vaya a revertir.

Los responsables de las políticas también están haciendo progresos en la introducción de reformas orientadas al mercado para mejorar el entorno empresarial. Como muestra del creciente interés que genera China entre los inversores extranjeros está la subida del 96,6 por ciento interanual en el número de nuevas empresas creadas con capital extranjero en el país en los primeros seis meses.

Gracias a su fortaleza económica intrínseca, China solo recibirá un impacto limitado de la guerra comercial.

Siempre que China acelere la reforma estructural por el lado de la oferta y persista en la mejora de la calidad y la eficiencia de la economía, el país será capaz de resistir los vientos que soplen en contra en el futuro y salir fortalecida de la prueba de presión.

Confirmado.net / XINHUA

Etiquetas : ChinaECONOMÍA MUNDIALMUNDOXINHUA