close
juan_cardenas1

Durante 38 años deambulé por algunos medios de comunicación; hasta que llegué a Diario El Tiempo de Cuenca, cuando era público. Me dije “estoy hecho”, pues me permitiría expresar mis ideas progresistas con libertad y responsabilidad. Pero llegó el Secretario de Comunicación, quien en la Revolución Ciudadana también fue parte de los enlaces sabatinos y se volvió muy crítico de su propio trabajo. Se produjo entonces mi separación de dicho “medio público”, a causa de mi imperdonable delito de ser leal a la RC, algo que para ellos es extraño y desconocido, en tiempos del “agarra lo que puedas que de esta vida no hay otra”. Aquí iniciamos un nuevo camino, lejos de los comensales del plato de lentejas, bregando por recuperar para el Ecuador profundo el Buen Vivir incluyente, solidario y revolucionario.

A la historia del país le avergüenza por siempre el asesinato, arrastre e incineración de Alfaro y sus generales. Los herederos de los autores, cómplices y encubridores de aquel horrendo crimen hoy pretenden consumar una nueva versión de ese monstruoso delito de lesa humanidad, saturado de odio visceral que aquellos reaccionarios derechosos de la partidocracia le tienen al progresismo revolucionario que en la Década Ganada construyó una Patria para todos. Hasta en los púlpitos se escucha la tenebrosa consigna de “descorreizar” a la política. Por acción de una traición les llegó la hora de la venganza y han proclamado la recuperación, no de derechos, sino de privilegios, como la flexibilización y tercerización laboral, la entrega de nuestro petróleo a la voracidad de las transnacionales a cambio de canonjías, la condonación de 4 mil 500 millones de dólares en impuestos, los mismos que serán sustituidos con un tremendo paquetazo en contra del pueblo indefenso, para tapar el hueco presupuestario.

Otra vergüenza que estamos soportando es el despojo de la sede de UNASUR que honra al país como el pionero de la integración regional, para entregarla a un sector indígena, donde funcione una entidad racista, cuando la tendencia de la moderna academia es la consolidación de una Universidad abierta para todos y todas, sin exclusiones ni discrímenes. Pero háganle pues entender al “que sabemos”, preocupado como está en borrar toda huella revolucionaria, a tal punto de cambiar los hábitos de la gente para que desde ahora se bañen de repente nomás, no pues todos los días. Estos son los asuntos de estado que ocupan la atención del fulano, mientras la derecha atracadora se carga con el destino nacional.

Saludamos el Foro de Sao Paulo reunido en la capital de la Isla de los Mares Absolutos, para afianzar la vocación revolucionaria de nuestros pueblos, respaldar la vigencia soberana de la democracia popular en Nicaragua, Cuba, Venezuela, Bolivia y respaldar el retorno del poder ciudadano a Argentina, Chile, Brasil, Paraguay y Ecuador, agregando una firme condena al asqueroso Lawfare con que pretenden anular a nuestros Líderes históricos como Lula, Cristina y últimamente a Rafael Correa, a quien le han hecho víctima de la más brutal persecución. La toga judicial al servicio de la politiquería, el odio y la venganza.

Juán Cárdenas @callimanta


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net


Confirmado.net

Etiquetas : ASAMBLEÍSTAEcuadorJUAN CARDENASManáRAFAEL CORREAREVOLUCIÓN CIUDADANA