close
menores_abuso

Las heridas en los genitales de Eli, de 2 años y 2 meses, empezaron a sanar. Los médicos hicieron una intervención quirúrgica a la pequeña, quien habría sido víctima de abuso sexual en marzo de 2018, cuando aún no cumplía 2 años.

El hecho se dio en un barrio de la capital. La madre de la niña, Jimena (nombre protegido), salió de compras. Lo hizo mientras su hija dormía en la vivienda que compartía con su pareja y presunto sospechoso. Ambos se habrían unido desde diciembre pasado. Luego de tres horas, la madre regresó y encontró a la niña con la vagina desgarrada y el pañal con manchas de sangre. Él lo negó todo.

Exámenes médicos determinaron que la pequeña sufrió un abuso sexual, según relató la abogada defensora de la niña, Carolina Arcos.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : Ecuadorviolencia sexual