close
SociedadTitulares

Saman Kunan, el buzo voluntario que murió por salvar a los niños tailandeses

“Que la suerte nos acompañe y podamos traer a los niños a casa”, dijo en su último mensaje.

El rescate exitoso de los 12 niños y el entrenador atrapados en la cueva Tham Luang, en el noroeste de Tailandia, ha tenido un triste nombre propio: Saman Kunan. El buzo de 38 años retirado de la Marina tailandesa que murió el pasado 6 de julio cuando distribuía bombonas de oxígeno entre los rescatistas, ha sido muy recordado en el país asiático mientras se celebraba que estuviesen a salvo todos los miembros del equipo de los Jabalíes Salvajes. Maha Vajiralongkorn, el rey de Tailandia, ordenó incluso que Kunan fuese enterrado en Bangkok con honores reales por su sacrificio.

“Que la suerte nos acompañe y podamos traer a los niños a casa”, dijo Kunan en un mensaje grabado horas antes de llegar a Mae Sai, donde se llevaban a cabo las complicadas operaciones para rescatar a los 13 tailandeses atrapados. Kunan se había presentado voluntario para las operaciones. “Tras haber entregado una reserva de oxígeno, se quedó inconsciente en el camino de vuelta. Su compañero intentó revivirlo y sacarle, sin éxito”, declaró Passakorn Boonyaluck, vicegobernador de la provincia de Chiang Rai.

LEA MÁS EL PAÍS DE ESPAÑA

Confirmado.net

Etiquetas : 12 NIÑOS RESCATADOSBUZOSaman KunanTailandia