close

Brett Kavanaugh no es Anthony Kennedy. La frase suena banal, pero resume el problema y el alcance de la nominación por Trump para la Corte Suprema. Kennedy fue indudablemente un conservador. Pero era un conservador interesado en el consenso y el compromiso. Algo que ya se reflejó en su nominación y confirmación: fue nominado por el republicano Ronald Reagan y confirmado por un senado controlado por los demócratas con una abrumadora mayoría de 97-0. Durante sus tres décadas como juez en la Corte Suprema, Kennedy se convirtió en un puente y un equilibrio a menudo impredecible en una corte cada vez más polarizada entre demócratas y republicanos.

Probablemente la prueba más importante de la independencia de Kennedy fue que este juez conservador se convirtió en un defensor de los derechos de los homosexuales y, entre otras cosas, consagró el matrimonio entre homosexuales en la Constitución. En otra decisión histórica, Kennedy votó a favor del permiso de quemar la bandera estadounidense porque lo veía como parte de la libertad de expresión. Lo hizo aunque, como él mismo dijo, no aprobaba esta decisión, pero le parecía obligatoria de acuerdo con su entendimiento de la ley y la Constitución.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : Brett KavanaughCorte SupremaDONALD TRUMPESTADOS UNIDOS