close

El Cosmos Arena, una especie de nave espacial incrustada en medio de un descampado en las afueras de la poco encantadora ciudad de Samara, estaba tranquilo. Ni siquiera tenía repleta sus gradas, cerca de 39.000 espectadores en un campo en el que tiene capacidad para 45.000. El Suecia-Inglaterra no le hacía especial gracia a los rusos y tampoco hay demasiados ingleses y suecos dando vueltas por el gigante euroasiático. Pero los cerca de 3.000 seguidores ingleses empezaron a enseñar todo su entusiasmo cuando empezó a sonar God save the Queen. Por entonces, todavía no había ni noticias de su ya tan clásica como gafada canción It’s coming home. Vuelve a casa, en relación al fútbol.

Eso sí, encendieron a su equipo bajo la melodía de September de Earth, Wind & Fire, su canción de cabecera en Rusia. Woah, England are in Russia, Woah, drinking all your vodka, Woah, England’s going all the way! (Inglaterra está en Rusia, tomando todo tu vodka, queremos llegar hasta el final).

LEA MÁS EL PAÍS

Confirmado.net

Etiquetas : INGLATERRAMUNDIALrusia 2018