close
ECUADORTitulares

Efraín, Paúl y Javier volvieron a su lugar de trabajo con honores

periodistas_secuestro1

El instante en que el avión tocó suelo ecuatoriano comenzó a llover. La aeronave de la Fuerza Aérea Ecuatoriana que trajo de vuelta a Javier Ortega, Efraín Segarra y Paúl Rivas, el equipo periodístico de este Diario secuestrado el 26 de marzo y asesinado por el Frente Óliver Sinisterra, se abrió paso por el sur de un cielo completamente nublado y a las 09:52 aterrizó en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, en Tababela.

Voló 451 km desde Cali, Colombia, donde se hicieron las pericias médicas y se confirmaron sus identidades. Antes de embarcar los féretros, la Policía Nacional de Colombia hizo una calle de honor en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón.

Los familiares de las tres víctimas, quienes viajaron a la ciudad colombiana para colaborar en la identificación de los cuerpos, abordaron el mismo vuelo. En Quito también los esperó una corte. Parientes y allegados ingresaron a la pista con carteles, mensajes de amor, fotografías y rosas blancas.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : COLOMBIAEcuadorperiodistas