Cuando los dos partidos hermanos conservadores CDU (Unión Demócrata Cristiana) y CSU (Unión Social Cristiana) se reunieron por primera vez por separado hace dos semanas, se manifestó claramente el profundo conflicto entre los dos lideres de ambas colectividades: Angela Merkel y Horst Seehofer. El Parlamento alemán tuvo que interrumpir su sesión. Berlín vivió días de incertidumbre política. La CSU lanzó una provocación tras otra.

El grupo parlamentario conjunto de la CDU y la CSU es una importante constante en la historia alemana de posguerra. Muchos observadores opinan que si se renuncia a él, el gobierno también se desmoronará. Significaría el fin del gobierno de Merkel.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : AlemaniaBERLINMERKEL