close

Río de Janeiro (Brasil), 26 jun (Sputnik).- El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, pidió este martes desde Brasilia que los países latinoamericanos respeten las fronteras de su país, en alusión a la reciente crisis migratoria y a la polémica de la ahora anulada política de “tolerancia cero”, que separó a unos 2.300 menores de edad de sus familias.

“Lo diré con mucho respeto: así como nosotros respetamos vuestras fronteras insistimos en que respetéis las nuestras”, aseguró Pence, y añadió: “Como dice el presidente (de EEUU, Donald) Trump: si no tienes fronteras no tienes un país”.

El vice estadounidense hizo estas declaraciones después de reunirse en Brasilia con el presidente de ese país, Michel Temer, con el que trató de los casos de menores de edad brasileños que fueron separados de sus padres por ingresar a EEUU de forma ilegal.

“Estamos trabajando para reunir a las familias, incluyendo las familias brasileñas; continuaremos trabajando junto a su Gobierno para que eso ocurra”, agregó, dirigiéndose a Temer.

El vicepresidente estadounidense, no obstante, quiso “dejar claro un punto” al subrayar que EEUU es el país más receptivo del mundo y que en el último año recibió 1,1 millones de inmigrantes legales.

“Estamos orgullosos de eso y de ser un país de leyes y fronteras respetadas”, expresó.

Pence lamentó que en las últimas semanas alrededor de 150.000 personas, sobre todo de Honduras, Nicaragua y El Salvador, cruzaran de forma ilegal la frontera, y por ello quiso lanzar un mensaje “directamente desde el corazón”.

“No arriesguéis vuestras vidas o las vidas de vuestros hijos intentando llegar a EEUU con traficantes de personas; si no pueden venir legalmente no vengan, si alguien les dice que puede llevar a vuestros niños a América no le crean”, pidió.

El vicepresidente estadounidense aseguró que EEUU está ayudando a los países de Centroamérica para evitar ese flujo migratorio, y pidió a sus habitantes que no intenten un futuro mejor fuera de su patria.

“Construyan sus vidas en sus lugares de nacimiento, y estén seguros de que sus vecinos de EEUU y en este “Nuevo Mundo” están trabajando juntos para garantizar un gran futuro para las naciones de este hemisferio”, finalizó.

Respecto al caso concreto de las familias brasileñas el presidente Temer remarcó que es una cuestión “extremadamente sensible” para la sociedad y para el Gobierno de Brasil y se mostró dispuesto a colaborar en el transporte de los menores de edad.

“Señalé que nuestro Gobierno está listo para colaborar en el transporte de los menores brasileños de vuelta a Brasil si ese fuese el deseo de las familias; las autoridades de los dos países continuarán en contacto sobre este tema”, manifestó el líder brasileño a través de la red social Twitter.

Pence y Temer se reunieron este martes en Brasilia y además de la cuestión migratoria trataron de la crisis de Venezuela y posibles proyectos de cooperación en materia aeroespacial, entre otros asuntos.

Este miércoles el vicepresidente de EEUU se desplazará a Manaos (capital del estado de Amazonas, norte), donde visitará un albergue que recoge a inmigrantes y refugiados venezolanos.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : BRASILESTADOS UNIDOSMike PenceTEMERvicepresidente de EEUU