MUNDOTitulares

Merkel y Sánchez, unidos ante el desafío migratorio y el futuro de UE

@dpa

Por María Prieto (dpa)

Berlín, 26 jun (dpa) – En la antesala de un Consejo Europeo considerado decisivo, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, escenificaron hoy en Berlín su unidad sin fisuras ante el desafío migratorio que afecta al viejo continente y la futura reforma de la Unión Europea (UE).

En la que era su segunda toma de contacto oficial, los dos mandatarios admitieron que será imposible lograr un acuerdo común entre los socios del bloque en el marco de la cumbre europea que este jueves y viernes tendrá lugar en Bruselas, aunque celebraron los avances llevados a cabo en los últimos días.

“Como ya dije el domingo, para todo el paquete de asilo para las siete directivas no habrá una solución de aquí al viernes. La buena noticia: hay un acuerdo sobre cinco, se está trabajando en otros dos”, declaró la dirigente tras recibir con honores militares en la cancillería de Berlín al político socialista.

“El mecanismo solidario todavía va a llevar un poco de tiempo finalizarlo. Los países tienen voluntad de cooperar”, añadió para a reglón seguido señalar que los acuerdos bilaterales que se alcancen en Europa deben llevarse a cabo siguiendo la filosofía del pacto sellado con Turquía en marzo de 2016, que contempla ayudas financieras de la UE para el país del Bósforo por hacerse cargo de la atención de los refugiados en su territorio.

En opinión de la canciller, también es necesario que la Comisión Europea ofrezca un mayor apoyo a Madrid en la gestión de la migración, dado su carácter de país fronterizo que lo convierte en puerta de entrada a Europa.

Sánchez, que se presentó en la capital alemana como un aliado e hizo gala de su consabida vocación europeísta, subrayó que España estaba actuando de manera solidaria ante el continuo flujo de migrantes que, de nuevo, está recibiendo en sus costas.

“España está arrimando el hombro, España está siendo responsable en la gestión de los flujos migratorios y lo estamos haciendo sin levantar la voz y con grandes dosis de responsabilidad”, dijo el líder socalista.

Durante su intervención, también destacó que acudirá a la cumbre de finales de esta semana con una “actitud propositiva, integradora y siendo muy conscientes de que la única forma es responder con una solución común”.

“España es muy consciente de la opinión que tiene la sociedad alemana sobre los movimientos secundarios”, agregó en relación a la preocupación que genera en la potencia europea que no cese la continua llegada de solicitantes de asilo a su territorio incluso después de recibir a cerca de un millón y medio de refugiados desde 2015.

El presidente del Gobierno español agradeció asismismo el paso dado por Alemania y Francia en pos de seguir avanzando hacia una mayor integración en Europa y abogó por defender el multilateralismo para hacer frente a los postulados proteccionistas de la Administración estadounidense de Donald Trump.

“Queremos apoyar de manera entusiasta el acuerdo de Meseberg. Agradecemos y mucho el paso adelante que se ha dado en la Unión Bancaria y de la creación de un presupuesto de la zona euro. Queremos aportar ideas”, recalcó Sánchez en alusión a las propuestas presentadas por Merkel y por el presidente francés, Emmanuel Macron, para relanzar la Unión Europea y que también se abordarán en el Consejo Europeo de esta semana.

La de este martes era la segunda reunión que mantenían ambos líderes, quienes ya coincidieron en Bruselas en la cumbre informal sobre migración de 16 jefes de Estado y Gobierno de la UE que finalizó este domingo sin resultados concretos. En esa ocasión, Merkel y Sánchez ya hicieron gala de una buena sintonía y de gestos de complicidad ante las cámaras.

El presidente español, que mostró su carácter proeuropeo desde que asumió el Gobierno tras desbancar al conservador Mariano Rajoy con una moción de censura, da oxígeno a una canciller en momentos bajos que, además de hacer frente a un nuevo Ejecutivo italiano euroescéptico y antiinmigración, se ve obligada a negociar a contrarreloj una solución a la crisis de refugiados debido a la presión interna que sufre en casa y que podría hacer caer su Gobierno.

Horst Seehofer, su ministro de Interior y socio de Gobierno, le ha dado de plazo a la canciller hasta el Consejo Europeo de finales de esta semana para lograr una solución europea que sirva para gestionar la llegada de refugiados al país.

Esa solución debe evitar que los inmigrantes registrados previamente en un Estado de la UE puedan solicitar asilo en otro país de la UE, lo que permitió que muchos que entraron por Grecia o Italia pidieran asilo en Alemania.

Confirmado.net / DPA

Etiquetas : BERLINMERKELMIGRACIÓNSÁNCHEZUE