Familiares de Paul Rivas, Efraín Segarra y Javier Ortega viajaron a Cali, el viernes pasado, para esperar noticias sobre sus familiares. Llegaron a Colombia con pancartas y mensajes de solidaridad. / AFP

Medicina Legal confirmó la identidad de los miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano “El Comercio”. Sus familiares siguen molestos por la manera como el gobierno trató el caso. Su lucha seguirá hasta saber qué fue lo que realmente pasó.

Para las familias de Paúl Rivas, Efraín Segarra y Javier Ortega, los trabajadores del diario ecuatoriano El Comercio, que fueron secuestrados el pasado 26 de marzo por el grupo disidente de las Farc de Guacho y asesinados en cautiverio, el gobierno colombiano nunca mostró un ápice de sensibilidad frente a sus parientes. El manejo que le dio Colombia al hallazgo e identificación de sus cuerpos fue, para estas familias, una prueba más de esa indolencia. Que dos ministros colombianos salieran en público -uno de ellos por Twitter- a confirmar el hallazgo, sin la certeza científica que exigía el momento, los terminó de convencer de que, en Colombia, este caso nunca fue “digno” de su interés.

LEA MÁS EL ESPECTADOR

Confirmado.net

Etiquetas : #NOSFALTAN3COLOMBIAEcuadorEQUIPO PERIODÍSTICO EL COMERCIO