close

En un paraje de la espesa selva que marca límites entre Colombia y Ecuador, en jurisdicción del municipio de Tumaco y después de dos meses y 18 días de intensa búsqueda, el Gaula de la Policía y las Fuerzas Especiales del Ejército encontraron los restos de cuatro personas y todo apunta a que tres de ellas eran los periodistas del diario El Comercio de Quito secuestrados y asesinados por alias ‘Guacho’.

La confirmación oficial de las identidades solo se hará en las próximas horas, una vez los equipos de Medicina Legal concluyan con las pruebas pertinentes, entre ellas el cotejo de cartas dentales y pruebas de ADN suministradas por las familias de las víctimas. Ese trabajo científico se realizará en Cali, a donde los cuerpos recuperados debían ser conducidos en las últimas horas.

Sin embargo, altas fuentes oficiales en la zona le confirmaron a este diario que los cuerpos tenían varias de las prendas de vestir que lucían los secuestrados en su única prueba de supervivencia, el video en el que aparecían encadenados.

Según esas fuentes, con información suministrada por un informante y tras varios días de búsqueda apoyada por equipos caninos se logró llegar hasta un desmontado en el que había rastros de actividad reciente.

Los uniformados tuvieron que desactivar siete trampas explosivas para hallar una primera fosa en la que se encontró un cuerpo que tenía una camiseta gris en cuyo frente se veía la cara del ratón Mickey. Era idéntica a la que lucía en el video el periodista Javier Ortega.

Junto a esa tumba, en medio del campo minado, apareció una segunda con el cuerpo de un hombre que según la información de las autoridades era uno de los lugartenientes de ‘Guacho’. Este habría sido asesinado por orden de su propio jefe, quien por cuenta de la persecución de las autoridades, que ofrecen 600 millones de pesos por su cabeza, teme una traición en sus propias filas.

Poco después, con ayuda de los perros, se ubicó el sitio donde estaban enterrados dos cuerpos más. Por su contextura y vestimenta es altamente probable que se trate de Paúl Rivas, reportero gráfico de El Comercio, y de Efraín Segarra, un experimentado conductor que llevaba años llevando los equipos de prensa a todos los rincones de su país.

LEA MÁS EL TIEMPO – COLOMBIA

Confirmado.net

Etiquetas : COLOMBIAEcuadorEQUIPO PERIODÍSTICO EL COMERCIO