La Fiscalía de Israel inculpó a la mujer del primer ministro israelí por malversación de fondos estatales.

Sarah Netanyahu habría utilizado unos 85.000 euros entre 2010 y 2013 para contratar servicios de catering, violando las normas de su residencia oficial puesto que ya había un empleado de cocina en la vivienda.

 

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : Isarel