Al menos 2.342 niños han sido separados de sus padres desde abril pasado, cuando el Gobierno estadounidense inició una política de “tolerancia cero” que lleva a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, quien era entonces separado de los menores con los que viajara.

Trump decidió este miércoles que, a partir de ahora, los niños indocumentados no serán separados de sus padres, sino que serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes. No obstante, su Gobierno reconoció entonces que no tenía planes de facilitar la reunificación familiar de los niños que ya han sido alejados de sus padres, algo que parece haber cambiado hoy, en base a las palabras de Trump.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : DDHHJAULASMUNDONIÑOS CENTROAMERICANOSTRUMP