close
MUNDOTitulares

Decreto para no separar familias no resuelve problemas legales

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retractó el miércoles y abandonó su política de separar a los niños inmigrantes de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México, luego de que imágenes de jóvenes enjaulados desataron indignación en el país y en el extranjero.

Trump firmó un decreto que ordena que las familias inmigrantes sean detenidas juntas cuando son atrapadas ingresando ilegalmente al país y que permanezcan en prisión durante el lapso que dure su proceso penal.

Si bien el cambio puede poner fin a una iniciativa que provocó la ira desde el clero hasta líderes empresariales, así como la condena en el extranjero, incluida la del Papa Francisco, también puede significar que los niños inmigrantes estén bajo custodia de manera indefinida.

El gobierno de Trump aún enfrenta desafíos legales debido a una orden judicial que limita el tiempo en el que las autoridades de inmigración pueden mantener detenidos a menores, así como la posibilidad de que se desencadenen nuevas críticas a las políticas de inmigración de línea dura del republicano.

LEA MÁS EN VOANOTICIAS

Etiquetas : EEUUinmigraciónNIÑOS