El Mundial de Argentina hace 40 años fue un desastre político. La junta militar celebraba el campeonato mientras asesinaba a miles de miembros de la oposición. Entre ellos, la estudiante alemana Elisabeth Käsemann.

Cuando el cantante alemán Udo Jürgens grabó su mayor éxito discográfico junto con la selección alemana de futbol poco antes del comienzo de la Copa Mundial en Argentina, la estudiante alemana Elisabeth Käsemann ya no estaba viva. El 24 de mayo de 1977, una de las víctimas más conocidas de la dictadura argentina es asesinada con disparos en el cuello y la espalda. La hija del renombrado teólogo de Tubinga, Ernst Käsemann, podría seguir viva si el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán no se hubiese cruzado de brazos.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : AlemaniaArgentinaDICTADURAElisabeth Käsemannmundial de fútbol