close
MUNDOTitulares

ANÁLISIS – El izquierdista Petro busca el voto del centro en Colombia con discurso menos radical

Candidato de izquierda Gustavo Petro

Bogotá, 7 jun (Sputnik).- Cuando restan diez días para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, el candidato de izquierda Gustavo Petro, se afana en cautivar parte de los 6.500.000 sufragios de ciudadanos de centro que se debaten entre el voto en blanco y el abstencionismo, y a quienes busca llegar con un discurso menos radical.

“Mi propuesta es profundamente liberal”, dice Petro en un reciente video de su campaña que circula en redes sociales, y en el cual hace alegoría a candidatos presidenciales colombianos asesinados, como Jorge Eliécer Gaitán (1903-1948) y Luis Carlos Galán (1943-1989), entre otros.

Su cambio de discurso hace parte de un giro hacia el centro por el que también ha apostado el candidato derechista, Iván Duque, luego de que ambos pasaran a la segunda vuelta electoral en los comicios del pasado 27 de mayo, en medio de un país dividido entre un extremo y otro pero en el cual los electores de centro también constituyen un porcentaje significativo.

“He sido de izquierda y no me arrepiento, pero no propongo un programa de izquierda, no propongo un programa socialista, eso no funcionó; el problema de Colombia es que no se ha desarrollado el capitalismo (…), lo que proponemos es el desarrollo de un capitalismo democrático”, afirmó Petro a la emisora local W Radio el pasado 29 de mayo, sólo dos días después de celebrada la primera vuelta.

Desde entonces el cambio de discurso se ha mantenido bajo un tono conciliador en búsqueda de los votos de centro que le podrían significar la victoria en la jornada de balotaje, prevista para el 17 de junio.

De cara a esos comicios, quien fuera alcalde de Bogotá entre 2012 y 2015 ha tratado incluso de desligarse de la que fue su propuesta estrella de campaña antes de la primera vuelta electoral: convocar a una Constituyente para implementar los proyectos que no logren ser aprobados a través del trámite reglamentario en el Congreso.

Ahora, el candidato de izquierda señala que de llegar a la presidencia sólo será necesario hacer un “acuerdo sobre lo fundamental” y que su idea de convocar a una Constituyente ya caducó, pues la concibió antes de los comicios legislativos del pasado 11 de marzo, cuando desconocía cómo quedaría conformado el nuevo Congreso para el periodo 2018-2022.

“Antes del 11 de marzo dije que un Congreso como el que está ahora no hace las reformas (…) y ahí fue donde hablé de una Constituyente, pero el 11 de marzo ya no quedó elegida como mayoría las fuerzas de las maquinarias y eso hay que atenderlo, eso no lo preveía; en esa medida se abre la oportunidad de un Congreso diferente que se instala el próximo 20 de julio y tiene esa oportunidad de hacer las reformas”, dijo Petro a W Radio.

Sin embargo, pese a su cambio de discurso, el candidato del Movimiento Colombia Humana parece no tenerla fácil en los pocos días que restan de campaña para lograr sumar adeptos de centro, pues la más reciente encuesta de intención de voto -difundida el martes por la firma Yanhaas-, le da 34 por ciento contra 52 por ciento de Duque.

Reconocido por sus posturas en contra del establecimiento, Petro ha debido esforzarse para convencer a una parte del electorado de que durante un eventual gobierno suyo no hará expropiaciones, por lo que ahora asegura que lo que siempre quiso decir es que buscará “democratizar la propiedad privada”.

El punto de debate surgió luego de que semanas atrás, en medio de un mitin electoral, el exintegrante de la disuelta guerrilla del M-19 dijo que como residente le solicitaría al industrial Carlos Ardila Lülle, uno de los hombres más ricos de Colombia, “que le entregue (su ingenio azucarero) Incauca al Estado para que el Estado empiece a entregarlo al pequeño y mediano productor agrario”.

Sin embargo, ante la ola de críticas, precisó que fue malinterpretado y que no buscaría la expropiación de tierras, sino la compra de las mismas por parte del Estado, lo cual subraya cada tanto como parte de sus renovadas iniciativas de cara a la segunda vuelta.

El más reciente viraje en su discurso fue cuando desconoció las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela y aseguró que en ese país hay una dictadura, pese a que hace algunos meses atrás respaldaba el trabajo político del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013) y su sucesor, Nicolás Maduro.

Sea cuales fueren los cambios de postura en su discurso, Petro constituye la mayor posibilidad que ha tenido el progresismo en Colombia de ocupar la Presidencia, para lo cual ya cuenta con el apoyo de un ala del partido de izquierda Polo Democrático y del centro-izquierdista Alianza Verde, por medio de los cuales buscará ganar más electores en el poco tiempo que le resta de campaña.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : COLOMBIAeleccionesGUSTAVO PETRO