close

La Comisión de Fiscalización se tomará 10 días para valorar las pruebas de cargo y de descargo, en el juicio político contra los vocales (cinco titulares y cuatro suplentes) del Consejo de la Judicatura (CJ). Luego de ese plazo emitirá un informe en el que se recomiende que el proceso se archive o pase al Pleno, en un máximo de cinco días.

Es decir, que en 15 días se conocerá si los funcionarios serán destituidos y censurados. Ayer 30 de mayo del 2018, los acusados acudieron a la Mesa legislativa para responder a las pruebas presentadas por los proponentes: Esteban Bernal (Creo) y Raúl Tello, de la bancada de minorías. Gustavo Jalkh, presidente de la Judicatura, hizo la intervención más extensa.

En cerca de tres horas intentó desestimar las acusaciones en su contra. Empezó por el informe de Contraloría, que según los proponentes detalla irregularidades en los concursos de selección de fiscales.

El funcionario dijo que ese documento señala a los directores de talento humano del CJ y de la Fiscalía, por un error en el manejo del banco de elegibles del proceso.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : Ecuadorpolítica