close

Nuestra salud se halla en una encrucijada vital, fomentada por la aparición de un buen número de personal no sanitario –ingenieros, economistas, auditores, abogados- que intervienen en el mundo sanitario sin ningún conocimiento. Sume la extranjerización, judicialización, influencia de ideologías populistas en nuestro modelo fragmentado y sobre todo un sistema anacrónico informático de salud: obtendrá el caos.

El Sistema Nacional de Salud en el ámbito público no dispone de una ‘Historia Clínica Única Electrónica’, una manera de almacenar y organizar la información del paciente, y recolectar datos que permitan al MSP ejercer su rectoría y la toma de decisiones basada en información real. Hay solo módulos. Costaron millones, pero son incompatibles, ineficaces y dañaron la relación médico- paciente. El médico durante 20 minutos mira la pantalla no al paciente.

El del IESS (AS400) es obsoleto y vulnerable. No reporta estadísticas en salud que mejoren la gestión de las unidades internas. No permite al médico agendar citas subsecuentes, porque está saturado a 90, 180 días o para el siguiente año. Cada unidad tiene entre 5 y 10 mil pacientes en espera de ser atendidos por lo que al no obtener una cita rápida, abarrotan los pasillos y emergencias de hospitales chicos y grandes. Para variar, el médico puede dar clic como “atendido” a un paciente que no se presentó. O atender de un tirón a todos porque de 7 a 10 de la noche hay un alto ausentismo y así…

El MSP aun maneja historias en papel y varios sistemas informáticos: Reddaca, Web, Sivan y el último el Pras, que solo permite a los médicos ingresar información limitada. No hay interoperabilidad entre ellos. Cuando 2012 la exministra de Salud, Carina Vance, contrató un sistema mexicano y luego español por 30 millones de dólares, anticipamos que estaba destinado al fracaso. Nadie rindió cuentas aún.

En 2017 se trabajó en un Sistema Integral de Gestión en Salud entre el IESS y el MSP desarrollado por profesionales de la salud con el apoyo de expertos informáticos y acorde con la normativa vigente. Inexplicablemente fue abandonado. ¿Qué intereses prevalecieron para no implementarlo?

pabloizquierdo7@gmail.com

Confirmado.net / La Hora

Etiquetas : EcuadorPABLO IZQUIERDO PINOSsalud