close
ECUADORTitulares

Una decena de acusaciones de abuso sexual en una iglesia católica de Guayaquil sigue sin resolverse

abuso_iglesia

Durante más de diez años, el reverendo Luis Fernando Intriago —hoy suspendido del sacerdocio— dirigió grupos juveniles. Al menos diez de los adolescentes que asistieron a ellos pasaron por un ritual físico que no es reconocido por la Iglesia Católica. Ni la justicia ordinaria —que lo investiga por abuso sexual— ni la eclesiástica han resuelto definitivamente el caso.

“Te hacía desnudar. Yo me quedaba desnudo, amarrado, porque te amarraba las piernas y las manos. La idea era hacerte sufrir porque si aguantabas, estabas haciendo una ofrenda. Cuando veía que se le estaba pasando la mano, paraba. En mi caso, me arrastró por una alfombra con los ojos vendados, las piernas amarradas, luego me llevó a la cama vendado. Esto es lo más asqueroso que me ha pasado, me da vergüenza… me trepó encima de él, como en una relación sexual. Nunca me penetró, no me tocó mis partes íntimas, por más que estuve desnudo. Pero me trepó encima de él, y con su barba como que me rozaba el pecho, el abdomen.” Quien habla es Gino P., hoy de 25 años, estudiante de Psicología. De quien habla es el reverendo Luis Fernando Intriago Páez, quien llamaba a estas prácticas la dinámica del pecado.

Por denuncias como esta, la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano ratificó la expulsión del sacerdocio del “Rev. Luis Fernando INTRIAGO PÁEZ, acusado de abuso sexual de diversos menores”. En el decreto en que lo decide, la Congregación dice que este delito debe entenderse —según la Ley de la Iglesia— como el acto cometido por un clérigo contra el sexto mandamiento con un menor que no ha cumplido 16 años. Para la legislación ecuatoriana es el acto de naturaleza sexual —excluyendo la penetración— que se hace contra la voluntad de otra persona, y que si la víctima es menor de 18 años, el que haya consentimiento es irrelevante. En la Fiscalía General del Estado hay dos investigaciones en contra de Intriago: una por abuso sexual y otra por tortura.

REPORTAJE EXCLUSIVO DE gkcity

Confirmado.net

Etiquetas : abuso sexualEcuadorIGLESIA CATÓLICARev. Luis Fernando INTRIAGO PÁEZ