Golpes, apodos ofensivos, robo de pertenencias o propagación de rumores y más agresiones por medios electrónicos son las formas de violencia entre estudiantes.

En el país, el nivel declarado de incidencia de violencia escolar entre pares (alumnos) llega al 58,8%. Esto quiere decir que aproximadamente seis de cada 10 estudiantes, de entre 11 y 18 años, han sido víctimas de al menos un hecho violento. Lo dice el informe ‘Una mirada en profundidad al acoso escolar en Ecuador, violencia entre pares en el sistema educativo’.

Lo presentaron Unicef y otras ONG, con el aval del Ministerio de Educación, hace un año. La investigación se hizo en 126 planteles públicos y privados, en el 2015.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : EcuadorVIOLENCIA