El equipo de prensa del Palacio del Elíseo había velado porque hubiera un sillón cómodo para el presidente francés en la sala donde se realizó la entrevista. Pero Emmanuel Macron prácticamente no lo necesitó. Durante la conversación de 20 minutos con Deutsche Welle y la primera cadena de la TV alemana, estuvo sentado casi todo el tiempo en el borde del asiento, empuñó la mano, gesticuló con ambos brazos e intentó plantear en forma convincente sus puntos de vista a los entrevistadores, Max Hofmann, de DW, y Caren Miosga, de la ARD. Dinámico, enérgico, despierto, pero también paciente ante las demoras de origen técnico se mostró el presidente, de 40 años de edad, que cumple casi exactamente un año en el cargo.

Está orgulloso de haber producido ya un fuerte cambio en Francia en este año. Ahora quiere arrastrar a otros europeos. Ese es su mensaje en la primera entrevista que concede a la televisión alemana.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : ESTADOS UNIDOSEUROPAFRANCIAMACRON