close
SALUDTitulares

Desarrollan una píldora que ilumina los tumores cuando se exponen a luz infrarroja

pildora_infrarroja

Investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han publicado un estudio en la revista Molecular Pharmaceutics donde exponen que están desarrollando una píldora que ilumina los tumores cuando se exponen a la luz infrarroja, un nuevo método para diagnosticar el cáncer de mama que podría mejorar la precisión del diagnóstico que actualmente ofrecen las mamografías.

Estos científicos, que ya han demostrado que este concepto funciona en ratones, explican que alrededor de un tercio de los pacientes con cáncer de mama tratados con cirugía o quimioterapia tienen tumores benignos o de crecimiento tan lento que nunca habrían llegado a ser potencialmente mortales, según un estudio realizado en Dinamarca el año pasado.

“Gastamos más de 3 mil millones de euros al año en el diagnóstico y tratamiento de cánceres de los que las mujeres nunca morirían”, ha destacado Greg Thurber, profesor asistente de ingeniería química e ingeniería biomédica de la Universidad de Michigan, quien se ha encargado de dirigir el equipo.

Los investigadores han usado un tinte que responde a la luz infrarroja para marcar una molécula que se encuentra de forma común en las células tumorales, en los vasos sanguíneos que alimentan a los tumores y en el tejido inflamado. Al proporcionar información específica sobre los tipos de moléculas en la superficie de las células tumorales, los médicos pueden distinguir mejor un cáncer maligno de un tumor benigno.

En comparación con la luz visible, la luz infrarroja penetra fácilmente en el cuerpo y puede llegar a todas las profundidades del seno sin el mínimo riesgo de que los rayos X alteren el ADN y siembren un nuevo tumor. El uso de un tinte administrado por vía oral en lugar de directamente en una vena también mejora la seguridad de la detección, ya que algunos pacientes pueden presentar reacciones graves a los tintes intravenosos.

Pero, pese a todo, aseguran que no es fácil diseñar una píldora que pueda llevar el tinte al tumor. “Para que una molécula se absorba en el torrente sanguíneo debe ser pequeña y grasienta, pero se necesitan propiedades exactamente opuestas”, ha detallado Thurber.

Afortunadamente, no eran las únicas personas que buscaban una molécula que pudiera pasar del sistema digestivo a un tumor. La compañía farmacéutica Merck estaba trabajando en un nuevo tratamiento para el cáncer y enfermedades relacionadas. Llegaron a la fase II de los ensayos clínicos y demostraron su seguridad pero, sin embargo, no fue efectivo.

“En realidad se basa en un medicamento fallido”, ha explicado Thurber sobre este nuevo método, que ha demostrado que la molécula atraviesa el estómago y el hígado, por lo que puede viajar a través del torrente sanguíneo. Así, el equipo le dio el medicamento a ratones que tenían cáncer de mama y vieron que los tumores finalmente se iluminaban.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Etiquetas : ESTADOS UNIDOSrevista Molecular PharmaceuticsUniversidad de Michigan