close
MUNDOSociedadTitulares

Las muertes en Nicaragua marcan la ceremonia de entrega de un Premio Cervantes ‘político’

sergio_ramirez_cervantes

Las muertes de decenas de personas en Nicaragua en las protestas contra la reforma de la seguridad social del Gobierno de Daniel Ortega han marcado una ceremonia de entrega del Premio Cervantes en la que se ha hablado tanto de la faceta literaria de Sergio Ramírez como de su pasado político.

El propio Ramírez, que fue vicepresidente del país entre 1984 y 1990 en el gobierno de Ortega, ha sido el primero en poner el conflicto al frente, al mostrar a su llegada un crespón negro en homenaje a las víctimas. “Lo llevo por lo que está ocurriendo en mi país. Por los muertos, que ya son cerca de treinta jóvenes y periodistas”, ha expresado a los medios a su llegada al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

El autor nicaragüense, quien ayer acompañó a varios de sus compatriotas en una protesta en la madrileña Puerta del Sol, ha recordado que pertenece a un país que, “desgraciadamente” y a su juicio, tiene una historia “reiteradamente desdichada”.

También en la ceremonia ha tenido palabras para estas protestas, dedicando su discurso “a la memoria de los nicaragüenses que han sido asesinados por salir a la calle a reclamar justicia y democracia”.

Esta situación también ha estado presente en la intervención del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, quien ha abogado por “la concordia en libertad y democracia como símbolo de esperanza” en estas “horas difíciles” del país centroamericano.

“En estas horas difíciles, toda España lleva a Nicaragua en su corazón”, ha apuntado el Rey, quien también en su discurso ha incidido en ese pasado en política de Ramírez, recordando que la vida ha puesto al autor “muchas veces en la encrucijada: o asumir un compromiso político activo o dedicarse a la literatura”.

Sergio Pitol, premio Cervantes en la edición del año 2005, el escritor mexicano recientemente fallecido, también ha tenido protagonismo al estar presente en las palabras de los tres intervinientes en sus discursos, quienes le han recordado con emoción.

UN PREMIO CERVANTES ‘MADRUGADOR’

Ramírez ha sido madrugador y ha llegado al Paraninfo pasadas las 10.00 horas, cuando apenas habían llegado algunos invitados. El escritor nicaragüense lo hacía sin la compañía de su familia –su mujer, sus tres hijos y ocho nietos– que han llegado un poco más tarde para acompañarle. De hecho, una de sus nietas, Camila López, ha recordado que “a pesar de ser un día muy feliz,” toda la familia tenía al país centroamericano “muy presente”.

De las primeras en llegar ha sido la escritora Nélida Piñón, quien ha recordado su amistad con Ramírez desde los años 70. Posteriormente han hecho entrada nombres relevantes del mundo de las letras como Rosa Montero, su editora en España, Pilar Reyes, el director de la RAE, Darío Villanueva –quien ha aludido a la “densidad poética” de Ramírez– o el exdirector del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

La ceremonia ha sido presidida por los Reyes, que han estado acompañados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, entre otros. Otros representantes políticos han sido la presidenta de la Comisión de Cultura en el Congreso, Marta Rivera de la Cruz, o la exministra de Cultura Carmen Calvo. A las 12.00 horas ha comenzado una ceremonia que, previamente, ha contado con el homenaje de la brigada paracaidista a la llegada de los monarcas al Paraninfo.

RUBÉN DARÍO Y CERVANTES

Tal y como marca la tradición, el acto ha iniciado con el himno de España. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido el primero en intervenir haciendo un guiño al idioma español, que “es libertad” y una lengua “que no tiene dueño, y ahí reside su fortaleza”.

Tras la lectura del acta de concesión del premio, el Rey –que ha llevado el toisón y una vara del alcalde de Alcalá de Henares, cedida para esta ocasión a modo de gesto tradicional– ha entregado a Ramírez la medalla y la escultura del galardón.

El autor, con el tradicional chaqué para estas ocasiones, ha centrado su discurso en torno a las figuras de Rubén Darío y Cervantes, mediante los cuales ha defendido la idea de que un escritor que es “fiel a un credo oficial y a un pensamiento único no puede participar de la novela”.

“Un escritor fiel a un credo oficial, a un sistema, a un pensamiento único, no puede participar de esa aventura diversa, contradictoria, cambiante, que es la novela. Una novela es una conspiración permanente contra las verdades absolutas”, ha señalado Ramírez en un discurso con constantes referencias a su maestro, Ruben Darío, y al autor de ‘El Quijote’.

CONVERSACIÓN ENTRE RAJOY Y CIFUENTES

Ramírez ha sido recibido aplausos antes y después de la recepción del premio y posteriormente ha escuchado las palabras del Rey sobre su obra literaria. Como es tradición, antes de concluir el acto –de más de una hora de duración– un coro ha interpretado el ‘Gaudeamus Igitur’, tras lo cual los Reyes y el premiado han posado ante los gráficos en el Patio de los Filósofos de la universidad.

En este recinto se han producido diversos corrillos entre los presentes, entre los que ha destacado el encuentro entre Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes. Los políticos ‘populares’ han departido durante más de tres minutos en una conversación relajada –esta es la primera vez que coinciden tras el Congreso de los Populares en Sevilla–.

Antes de charlar, tanto uno como el otro han estado en corrillos muy cercanos –Rajoy con Alfredo Pérez de Armiñán o Víctor García de la Concha y Cifuentes con su consejero de Cultura, Jaime de los Santos, entre otros– y ha sido Rajoy quien se ha acercado a saludar a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Momentos después, Cifuentes –quien no ha querido revelar el contenido de la conversación con Rajoy– ha defendido en una conversación informal con periodistas que seguirá “representando y trabajando para la Comunidad” en todos los actos institucionales en los que se la reclame.

LA TUNA VISTE AL PREMIADO

Cifuentes también ha resaltado que no va a “descuidar las funciones” que conlleva dirigir la Comunidad de Madrid. Asimismo, ha reconocido no leer la prensa durante los últimos días, al estar “cansada” del trato recibido. Asimismo, los Reyes también se han acercado a departir con Cifuentes en una conversación distendida de unos minutos.

A la conclusión del cóctel que se lleva a cabo al finalizar el acto, la tuna de la Universidad de Alcalá de Henares ha vestido al galardonado con la capa de la agrupación y le ha dedicado la canción de ‘Nicaragüa, Nicaragüita’ en el patio de la universidad, frente a las miradas emocionadas de su mujer, hijos y nietos.

Confirmado.net / Europa Press

Etiquetas : DANIEL ORTEGANICARAGUAPREMIO CERVANTESSERIO RAMIREZ