ECUADORTitulares

Marcha por la paz también es una manera de pedirle cuentas al Gobierno

El 26 de marzo inició en el país un viacrucis inédito, doloroso y condenable. Ese día, un grupo criminal comandado por alias “Guacho” secuestró en la frontera con Colombia a Efraín, Paúl y Javier, cuyo asesinato fue confirmado 19 días después.

Desde su desaparición hasta este momento, familiares, amigos y colegas no hemos parado un solo día de reclamar; primero, por su liberación, y tras el trágico desenlace, por justicia, porque no permitiremos que este crimen quede en la impunidad.

En esa misma línea convocamos a toda la ciudadanía a unirse a esta gran marcha “Por un país de paz” que nace la autoconvocatoria de cientos de periodistas y de las personas más allegadas a Javier, Paúl y Efraín, que hoy también son víctimas de estas crueles acciones.

Nuestra movilización no tiene tintes políticos, y no permitiremos que se pretenda aprovechar el dolor para confundir a la ciudadanía.

A todos nos preocupa la paz, la seguridad nacional, pero el Gobierno aún nos debe respuestas, aún debe explicar las omisiones, las fallas cometidas por sus autoridades y las razones por las que el rescate de nuestros amigos no llegó a feliz término. Por eso esta manifestación es también una manera de pedirles cuentas.

Pero la marcha pretende también que se escuche el clamor de paz de los ciudadanos ecuatorianos y expresar solidaridad con todos los miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas que están conteniendo la violencia en la zona de frontera, que se ha complicado desde enero de este año con varios ataques de grupos irregulares.

Finalmente, queremos enviar un mensaje de apoyo a los habitantes de Esmeraldas, quienes están enfrentando cara a cara la violencia. Muchas personas están siendo desplazadas por la inseguridad que imponen las mafias que se han articulado alrededor del narcotráfico y otras actividades irregulares en distintas localidades de la provincia verde.

La organización ha anunciado que se trata de una caminata pacífica y se pide a los ciudadanos que quieran acompañar que asistan vestidos de blanco, como símbolo de la paz que busca el Ecuador en estos momentos complicados.

De hecho, cuenta con todos los permisos municipales correspondientes para llevarse a cabo. La Agencia Metropolitana de Tránsito custodiará a los asistentes con al menos 168 elementos de logística y desplegará un operativo de cierre de calles conforme avance el recorrido, que pretende llegar hasta la Plaza de la Independencia.

¿Qué pasa cuando asesinan a periodistas?

El asesinato de periodistas y miembros de medios de comunicación constituye la forma de censura más extrema. Como ha observado la Corte Interamericana de Derechos Humanos: “el ejercicio periodístico solo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, psíquicas o morales u otros actos de hostigamiento”.

Los actos de violencia que se cometen contra periodistas o personas que trabajan en medios de comunicación violan el derecho de estas personas a expresar e impartir ideas, opiniones e información y, además, atentan contra los derechos de los ciudadanos y las sociedades en general a buscar y recibir información e ideas de cualquier tipo.

Cuando tales delitos quedan impunes, esto fomenta la reiteración de actos violentos similares y puede resultar en el silenciamiento.

La impunidad genera un fuerte efecto inhibitorio en el ejercicio de la libertad de expresión y las consecuencias para la democracia, que depende de un intercambio libre, abierto y dinámico de ideas e información, son particularmente graves.

Confirmado.net / Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Etiquetas : #NOSFALTAN3COLOMBIAEcuadorMORENO