close

Bacán revolucionario: zapatillas rojas de marca, jeans rotos, camiseta ajustada, manillita de hilo, corte de pelo ‘militar’ y esposado con caminar canchero. Esas imágenes se reprodujeron como el virus global de una lapidación. Al exdirector del IESS, excandidato presidencial y exministro, hasta entonces impune, Iván Espinel, quien compró una casa de 500 mil dólares en Samborondón “con ahorros” y tres pagos de su amigo asesor a la constructora y cuya esposa gastó en un año 108 mil dólares en su tarjeta. No le cuadran los números ni la vergüenza.

Robar plata de la salud es perverso. Es robar vidas de jubilados, niños, embarazadas. La justicia recién despierta, debe aplicar la “ley bisturí”, “cortarle las manos”, imponer “40 años por peculado” y “extirpar el cáncer de la corrupción” (parte de la dramaturgia y del marketing de la mentira), acogiendo las palabras textuales de Espinel, líder de Compromiso Social. “No se hace política sin plata”, dejó Rafael grabado en piedra.

Según su abogado, el exministro padece una gastropatía, no cleptomanía (igual que Glas Espinel), por lo que pidió sea transferido a una clínica. ¿Será en convenio con el IESS, su especialidad? Espinel reclamó un atentado a sus derechos humanos. En el papel de víctimas, se creen sus propias mentiras. Eso explica que su defensa judicial siempre es política: se amparan en una persecución que sinceramente se la creen y ni se permiten pensar en la comisión de delitos notorios. Las masas confundidas e ignorantes, los siguen: ‘Lulas’ ecuatoriales.

No hay nada más peligroso que mediocres y corruptos empoderados. Y estos últimos 11 años han sido fértiles en esta calaña. He ahí el emblema de nuestros políticos: faranduleros, con mucho tiempo para divertirse, para intrigar, para entablar alianzas oportunistas, serruchar pisos, tener actitudes tartufistas, que no defienden la verdad porque les impide ascender, que nos embaucan con su verborrea, nuevos ricos. Material humano con extraordinarias capacidades sobran en nuestro país. Pidámosles su ayuda. Ecuador siempre a un tris del caos: Espinel de casi presidente a presidiario.

pabloizquierdo7@gmail.com

Confirmado.net / La Hora

Etiquetas : corrupcionEcuadorESPINELIESSPABLO IZQUIERDO