OpiniónTitulares

Beijing no se doblegará ante amenazas arancelarias de Washington (O)

Por Liu Chang

BEIJING, 6 abr (Xinhua) — Parece que Washington apuesta a que Beijing finalmente se eche para atrás en las represalias comerciales si sigue haciendo amenazas arancelarias contra China. Pero eso no sucederá.

El jueves, la administración Trump amenazó con imponer más aranceles por 100.000 millones de dólares contra importaciones de China. La medida se produce días después de que el representante comercial de Estados Unidos propuso imponer un arancel de 25 por ciento sobre importaciones chinas por 50.000 millones de dólares.

A Estados Unidos no le faltan economistas inteligentes, pero al parecer Washington perdió el sentido común sobre el comercio global y sus relaciones comerciales con China, su mayor socio en comercio de mercancías.

El más grande mito moderno sobre las transacciones entre Estados Unidos y China es que China tiene una estrategia para mantener un superávit frente a Estados Unidos y, según lo dicho por Trump, China se aprovecha de este desequilibrio comercial.

En primer lugar, China no es el único país que tiene un superávit comercial frente a Estados Unidos. Alemania y Japón también lo tienen. Segundo, la causa de raíz del desequilibrio comercial entre las dos mayores economías del mundo está muy relacionada con la tasa de ahorro en Estados Unidos. Es más, ninguna de las otras razones del déficit, incluyendo la posición de China como “gran ensamblador” de las cadenas globales de producción, apunta a que China busca el superávit de forma intencionada.

Lo que se debe enfatizar es que estos déficits comerciales no han evitado la recuperación económica de Estados Unidos en los últimos años. De hecho, en un país como Estados Unidos en el que las personas consumen más de lo que el país puede fabricar, las exportaciones chinas al mercado estadounidense han ofrecido a los consumidores estadounidenses productos de calidad a bajos precios.

La investigación del representante comercial conforme a la Sección 301, basada en una obsoleta guerra de la Guerra Fría para las disputas comerciales, carece de cualquier evidencia que demuestre que China ha obligado a las transferencias tecnológicas en la cooperación económica internacional.

La investigación está severamente sesgada contra el plan “Hecho en China 2025”, pero el plan no es exclusivo ni unilateral y genera oportunidades para los socios de China.

Algunos políticos de Washington creen que pueden estrellar la economía china como lo hicieron con Japón en la década de 1980. Si es así, cometen un gran error.

Beijing no desea una guerra comercial con nadie. Pero si hubiera un conflicto, la economía de China es lo suficiente resiliente para manejarlo.

Después de años de doloroso ajuste, la economía china ahora depende menos del comercio exterior y se sigue expandiendo conforme se reduce el crecimiento de la deuda del país. Beijing tiene un margen de políticas macroeconómicas más amplio.

Además, con la profundización de las reformas internas, la promoción de la reestructuración industrial y la diversificación de sus mercados de exportación, China podrá convertir la crisis en una oportunidad para lograr mayores avances económicos.

Al incrementar su retórica y amenazar con aumentar las tarifas aduaneras, parece que Washington le apuesta a China quien se mueve primero.

Sin embargo, el vocero del Ministerio de Comercio, Gao Feng, dijo hoy que no ha habido contactos ni conversaciones sobre temas económicos o comerciales entre funcionarios chinos y estadounidenses desde que Trump firmó a finales de marzo el memorando de su plan para imponer aranceles a las importaciones de China. Esto demuestra la firme determinación de China de no ceder ante ninguna amenaza cuando sus intereses nacionales clave están en riesgo.

Para enfrentar estas amenazas, Beijing tomará medidas recíprocas y, lo más importante, mostrará su determinación de defender sus legítimos intereses económicos.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Confirmado.net / Xinhua

Etiquetas : ARANCELESChinaESTADOS UNIDOSMUNDO