close
SALUDSociedadTitulares

El Papa compara el grito ‘Crucifícalo’, contra Jesús, con la voz de quien manipula la realidad

Imagen EL VATICANO

El Papa ha alertado de que el grito contra Jesús ‘Crucifícalo’ refleja la voz “de quien manipula la realidad” y “crea un relato a su conveniencia” porque “no tiene problema en manchar a otros para acomodarse”.

“Es el grito del que no tiene problema en buscar los medios para hacerse más fuerte y silenciar las voces disonantes. Es el grito que nace de trucar la realidad y pintarla de manera tal que termina desfigurando el rostro de Jesús y lo convierte en un malhechor”, ha manifestado.

Francisco ha reflexionado así al oficiar la misa del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro, en la que ha bendecido las palmas y las ramas de olivos. También ha denunciado que el grito del ‘sálvate a ti mismo’ quiere “adormecer la solidaridad” y “apagar los ideales”.

“El grito del ‘sálvate a ti mismo’ quiere adormecer la solidaridad, apagar los ideales, insensibilizar la mirada… el grito que quiere borrar la compasión”, ha reseñado el pontífice que vestía, como es habitual este día, los paramentos de color rojo símbolo de la sangre derramada por los mártires.

En una celebración que para los católicos conmemora la entrada triunfal del Mesías en Jerusalén, que es el preludio de su arresto tortura y muerte en la Cruz, el Papa ha repasado los momentos más importantes de los actos de la Semana Santa como precisamente el grito “Crucifícalo, crucifícalo”. Sobre él ha dicho que no es “un grito espontáneo” sino el grito “armado, producido, que se forma con el desprestigio, la calumnia, cuando se levanta falso testimonio”.

Ante más de sesenta mil personas procedentes de todo el mundo y reunidas en una plaza de San Pedro llena de palmas y flores, Francisco ha añadido: “Es la voz del que quiere defender la propia posición desacreditando especialmente a quien no puede defenderse. Es el grito fabricado por la ‘tramoya’ de la autosuficiencia, el orgullo y la soberbia que afirma sin problemas: ‘Crucifícalo, crucifícalo’. Así se termina silenciando la fiesta del pueblo, derribando la esperanza, matando los sueños, suprimiendo la alegría; así se termina blindando el corazón, enfriando la caridad”.

Por ello, ha invitado a los fieles – entre los que había varios de los jóvenes que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud- a mirar la cruz porque ese gesto “es dejarse interpelar en las prioridades”. Precisamente sobre los jóvenes ha comentado: “¿Habéis visto que hoy no se puede concebir un joven sin un selfie, ¿verdad?”. Así, el Papa ha invitado a los jóvenes a que la alegría de Jesús sea manifiesta en ellos ya que un “joven alegre es difícil de manipular”.

Por otro lado, sobre mirar la Cruz ha reflexionado: “Es dejar cuestionar nuestra sensibilidad ante el que está pasando o viviendo un momento de dificultad. ¿Qué mira nuestro corazón? ¿Jesucristo sigue siendo motivo de alegría? En su cruz hemos sido salvados para que nadie apague la alegría del evangelio; para que nadie, en la situación que se encuentre, quede lejos de la mirada misericordiosa del Padre”.

En este sentido, se ha preguntado si Jesucristo sigue siendo motivo de alegría o avergüenzan sus prioridades hacia los pecadores, los últimos y olvidados.

La Iglesia católica conmemora en la Semana Santa los últimos días de la vida de Jesús y su muerte crucificado, así como su resurrección tres días después; la Pascua.

Confirmado.net / Europa Press

Etiquetas : CRISTO CRUCIFICADOEl VaticanoFRANCISCOROMASEMANA MAYOR