close
SociedadTitulares

No te engañes: el zumo no es fruta ni aunque lo exprimas en tu casa

Parece sensato pensar que el zumo es un producto particularmente sano. Si los médicos y nutricionistas no paran de hablar de las bondades de consumir fruta fresca, la lógica invita a deducir que si la tomamos en estado líquido sus propiedades se tendrían que seguir manteniendo. Por desgracia, se trata de una reflexión apoyada en una hipótesis errónea.

A pesar de que, según la Asociación de la Industria de Zumos y Néctares de la Unión Europea, su consumo se redujo en un 6,28% en el 2016, los zumos siguen siendo un buen reclamo para aquellos a los que no les agrada la fruta, pero quieren incorporarla de alguna forma en su dieta. La sorpresa salta cuando los más radicales afirman que, a pesar de las apariencias, la bebida está próxima a ser poco más que agua con azúcar.

Cuando tomamos la fruta entera ingerimos también la fibra, que ralentiza el proceso por el que el azúcar pasa a la sangre

Si entendiéramos el zumo como un compuesto y elaboráramos una lista de ingredientes, encontraríamos que tras el líquido elemento las sustancias que presentan mayores cantidades serían los carbohidratos como la fructosa, la glucosa, la sacarosa y el sorbitol. Para nutricionistas como Juan Revenga, el asunto no debe dar lugar a equívocos: el zumo no debe convertirse nunca en un sustituto de la fruta. La principal fuente de hidratación ha de ser siempre el agua y el consumo de naranjas, manzanas, uvas, etc. debe llevarse a cabo tal y como nos la brinda la naturaleza.

MÁS EN ELCONFIDENCIAL.COM

Confirmado.net

Etiquetas : azúcarfibrafrutasnutriciónsaludzumo