En 2013, los investigadores Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne publicaron el estudio El futuro del empleo: ¿cuán vulnerables son los puestos de trabajo de cara a la informatización? Una de sus conclusiones más impactantes fue que el 47 por ciento de todas las labores remuneradas en Estados Unidos podían terminar siendo ejecutadas por máquinas gracias a la evolución de las facultades de las computadoras. Ese índice debe haber ascendido en el último lustro debido a los avances de los programadores de inteligencia artificial.

Son sobre todo los empleados a cargo de oficios caracterizados por la repetitividad de sus procesos los que corren mayor riesgo de ser sustituidos eventualmente por potentes ordenadores; estas máquinas son capaces de almacenar grandes cantidades de datos y de “aprender” a realizar trabajos complejos tradicionalmente dependientes de la fuerza o del intelecto humanos. Clive Thompson, columnista de la revista especializada Wired, augura que, a mediano plazo, la mayoría de los trabajadores en Estados Unidos serán programadores.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : INTELIGENCIA ARTIFICIALINVESTIGACIÓNsalud