Decía de sí mismo que era un eterno aprendiz. El icono de la alta costura francesa, Hubert de Givenchy, ha muerto a los 91 años de edad.

La casa Givenchy se despedía conmocionada de su fundador, el diseñador que durante medio siglo encarnó la elegancia parisina, antes de retirarse en 1995.

Deja huérfano al mundo de la moda, pero seguirá siendo el maestro de la elegancia desenvuelta que liberó la moda femenina de los grilletes de la posguerra.

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : EUROPAModa