close

La copiosa nevada que cayó este lunes en Roma y el frío intenso siguen provocando retrasos en los trenes que llegan y parten desde la capital, mientras que los colegios permanecen cerrados como precaución.

Tras la jornada de ayer con decenas de trenes regionales cancelados y retrasos de varias horas en los de alta velocidad que sumieron la estación central de Termini en el caos, se intenta volver hoy a la normalidad aunque aún sufren importantes demoras.

En total fueron cancelados el 70 % de los trenes regionales y el 20 % del resto, incluidos algunos de alta velocidad.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net

Etiquetas : italiaMUNDONEVADAROMA