La segunda colocación de bonos soberanos de este año está ya agendada, pero con una variante: el Gobierno se estrenará en el mercado de los eurobonos con una primera emisión por 500 millones de dólares.

La operación está prevista para el segundo semestre de 2018. “Este año hay una programación del financiamiento en función de las necesidades. Se trata de algo que el país requiere, no es una cuestión de voluntad”, manifestó el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre.

El funcionario explicó que factores como el interés y el plazo dependerán de las condiciones del mercado bursátil. Aspira que el país consiga alguna ventaja, en relación a colocaciones de bonos anteriores.

Además de los 500 millones de dólares que se obtengan por la operación en eurobonos, Finanzas prevé obtener 2.000 millones adicionales de otras fuentes de financiamiento y no descarta que se vuelva a negociar en bonos.

LEA MÁS EN LA HORA 

Etiquetas : deudaeconomíaEcuador