close

“Lo que significa un 7% de letalidad por AH1N1, por lo que estamos dentro de lo normal y por debajo del histórico, la mayoría son grupos vulnerables”, dijeron las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP), minimizando el valor de la vida humana y los sentimientos, pero maximizando su falsa solvencia intelectual. Maquillan los datos, interpretan las estadísticas a su favor y hacen extrapolaciones impertinentes.

Lo explican todo, justifican el dolor y la muerte con una regla de tres simple: si en 2013 murieron 132 ecuatorianos (100%), en lo que va de 2018 murieron “apenas” 66 (7%), cuando en realidad es el 50% de lo esperado. Estamos bien: La culpa fue tener más de 65 años, menos de 5, ser diabéticos, hipertensos e inmunodeprimidos. ¿Qué tal si fuera su mamá, su abuelo o su hijo?  Es como pretender hacer comulgar con ruedas de molino a los ciudadanos mediante el uso sesgado de las estadísticas. Nos creen tontos.

El hospital ‘centinela’ Andrade Marín viene monitoreando el comportamiento del AH1N1 desde hace años. Prendió la alarma en la semana epidemiológica 48, esto es noviembre de 2017. El MSP negó la “epidemia estacional”. Sentido común: había que ver que apenas transitamos el primer pico de circulación del virus, pero la intensidad era el doble del total de 2016 cuando se reportaron 950 casos y “apenas” 83 muertos.

La tercera semana de enero de 2018 el MSP aceptó que era una epidemia estacional cuando vino un consultor extranjero e instaló un comité de expertos. Esto debió hacerse de manera preventiva en octubre y no reactiva, en enero, en pleno pico epidémico. El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI), que procesa las muestras a escala nacional, tenía la información. Llenaron las matrices, pero nadie las interpretó. Ayer sacaron los lineamientos operativos para el abordaje de influenza.

Con esa lógica: si entre el 2011 y el 2013 la actual ministra fue directora médica de dos farmacéuticas, ¿cómo hizo para ser asesora del MSP al mismo tiempo, luego subsecretaría, viceministra, ministra y asistir a clases para obtener una Maestría en Salud Pública? El MSP, una notaría de catástrofes.

pabloizquierdo7@gmail.com

Confirmado.net / La Hora

Etiquetas : AH1N1EcuadorMINISTERIO DE SALUD PÚBLICAPABLO IZQUIERDO PINOS