Alemania amaneció con árboles caídos que obligaron a cerrar carreteras. Sólo en este país han muerto 8 personas a consecuencia de la tormenta Friedrick que azota el norte de Europa. Otras tres personas fallecieron en los Países Bajos aplastadas por árboles y una más en Bélgica.

Ya se considera el temporal más fuerte desde 2007 en Alemania, donde alcanzó la categoría de huracán, paralizando el tráfico aéreo y ferroviario.

 

Confirmado.net / Euronews