Los niños y jóvenes fueron hallados en una casa ubicada en la ciudad de Perris, a unos 115 kilómetros al sureste de Los Ángeles, gracias al aviso dado por una de las hijas, de 17 años, que según el Departamento del Alguacil del condado de Riverside consiguió escapar en la madrugada del domingo y avisar de lo que estaba sucediendo con un teléfono móvil que encontró en la casa.

Cuando los agentes llegaron a la vivienda este martes (16.01.2018) se encontraron con imágenes impactantes. Varios de los hijos estaban encadenados a las camas, sucios y desnutridos. Se desconoce desde hace cuánto tiempo se encontraban en esas condiciones.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net

Etiquetas : Departamento del Alguacil del condado de RiversideESTADOS UNIDOSLos AngelesPerris
A %d blogueros les gusta esto: