Finalmente, la compañía Apple respondió a las quejas de sus usuarios sobre la discrepancia existente entre cómo debería funcionar el procesador de los iPhone y cómo responde en la realidad. La firma, cuyas oficinas centrales están en California, admitió el jueves 21 de diciembre que una actualización del software puesta a disposición de sus clientes el año pasado hace que el teléfono opere con mayor lentitud.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net

Etiquetas : APPLEIPHONEMUNDO