Cuando se trata de economía, el gobierno chino piensa y actúa rápidamente. También con las exportaciones. La mayoría de los productos son transportados por mar rumbo a Europa. Pero Beijing está buscando alternativas, por tierra. Hace cuatro años, el presidente chino, Xi Jingping, anunció la iniciativa de la “Nueva Ruta de la Seda” (One Belt, one Road, OBOR, para abreviar).

Esto implica varios corredores desde China hacia el oeste; por ejemplo, a través de Rusia y Bielorrusia; o a través de Asia Central, Azerbaiyán, Georgia y Turquía; o incluso por rutas que crucen Pakistán hasta el Océano Índico, y a partir de allí, en barco. Beijing abre varias rutas. Así puede elegir la que más le convenga y negociar con cada Estado a lo largo de la nueva Ruta de la Seda.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net

Etiquetas : CAUCASOChinaRUTA DE LA SEDA
A %d blogueros les gusta esto: