El local Toronto tenía una instalación oculta de gas licuado de petróleo que explotó durante la noche del 24. Los bomberos inspeccionaron el sitio en 2016. Autoridades investigan el hecho.

La tragedia sucedió en vísperas de Navidad, a las 23:15. Decenas de comensales estaban en el local Toronto, ubicado en las avenidas Diez de Agosto y Río Coca, cuando las llamas provocadas por una fuga de gas causaron la muerte de un menor de 7 años.

El estallido derribó el techo del segundo piso y provocó una docena de heridos y la muerte posterior de una mujer de 80 años. Doce vehículos fueron afectados y se desplomó parte de la cubierta del techo de la tienda Va&Viene de Iñaquito. Junto al sitio funciona una gasolinera de la marca Terpel, en la que se viró parte de un muro por el percance, cerca de la instalación eléctrica que está sobre la pared que separa a ese predio del Toronto.

De acuerdo a un informe estructural de la Secretaría de Gestión de Riesgos, se recomienda la demolición del segundo piso de la edificación más afectada.

El lugar funcionaba con la Licencia única de actividades económicas (LUAE), explicó Juan Zapata, secretario general de Seguridad y Gobernabilidad del Distrito Metropolitano de Quito en una rueda de prensa ayer.

LEA MÁS EN EL TELÉGRAFO

Etiquetas : EcuadorexplosiónnavidadQuitorestaurante