close
OpiniónTitulares

Quito es más que una fiesta (O) Carol Murillo Ruiz

quito_sanfrancisco
Quito, capital del Ecuador (Foto: El Ciudadado)

La añoranza de ciertos grupos de quiteños de volver a celebrar las fiestas de fundación como en el pasado parece retornar en la mentalidad del joven alcalde. Empezó por pedirle a su vecino el Presidente de la República cambiar la fecha –el 8, un feriado local- al miércoles 6 y alterar así los planes de la gente que ya había destinado el próximo fin de semana a otros quehaceres dentro y fuera de la ciudad. (¿Y el tan mentado turismo como dinamizador económico?)

Hay algo más al parecer en la decisión de afectar esta ley nacional, y es el afán de congraciarse política e ideológicamente con una elite que encajó un ideal en torno a la fundación colonial –y colonizadora- que al paso de los años instaló valores ¿generales? por sobre las tradiciones originarias de un pueblo asentado en nuestro territorio hace milenios. Lo indígena sigue siendo la vergüenza escondida que, verbigracia, los hermosos toros de lidia deberían revestir si pudieran regresar a una plaza abarrotada de cultura, estilo y gracia españoles…

Pero Quito es más que una fiesta. Su abandono duele. La construcción del Metro recién cobró la vida de un trabajador, y supuestamente él mismo fue el culpable de su muerte por no cumplir el protocolo laboral. Las calles de norte a sur están destruidas y los choferes resentidos por la negligencia política del Cabildo, al no hallar salidas para la elevación de tarifas, continúan maltratando a los usuarios del transporte ‘público’…

Además, ¿por qué Quito usa el Parque Bicentenario para una carrera de autos al mismo tiempo que hay una sencilla pero significativa Feria del Libro Internacional en esos predios? ¡Y en la carrera de autos no había una sola medida de seguridad para los ciudadanos espectadores!

Quito va perdiendo su rol de ciudad capital más por la inoperancia de unas autoridades improvisadas que por la grandeza de su pueblo que labora al margen de las veleidades post colonizadoras. Quito necesita festejar hoy su existencia en el marco de una heterogeneidad social que la nutre y proyecta como ciudad libre y liberadora.

Confirmado.net / El Telégrafo

Etiquetas : 6 DE DICIEMBRECAROL MURILLOQuito
A %d blogueros les gusta esto: