El susto fue generalizado en los 22 cantones de la provincia; a varios hospitales llegaron personas con problemas de hipertensión arterial. La angustia se apoderó nuevamente de los residentes en Manabí. Ayer a las 06:19,  un sismo de 6.0 grados de magnitud y a 39.95 kilómetros de profundidad con epicentro en el cantón San Vicente, noroeste de la provincia,  levantó a la población de sus camas abruptamente.

El movimiento fue sentido en los 22 cantones. En San Vicente y Bahía de Caráquez las ciudades donde el sacudón fue muy fuerte cundió el pánico. Rubén Vera, vive en Bahía. Lo primero que hizo fue tratar de evacuar a su familia que dijo es numerosa, desde su casa hacia un lugar seguro. Después recorrió la ciudad y dijo que el pánico era poco para describir lo que causó el sismo.

El servicio de energía eléctrica se cortó de inmediato entre San Vicente, Jama, Pedernales y Sucre pero fue restablecido en su totalidad 40 minutos después. En San Vicente, cuya característica son las casas máximo de dos plantas, la población salió a las calles.

LEA MÁS EN EL TELÉGRAFO

Etiquetas : EcuadorSISMO