- Publicidad Top Ad -

El presidente Donald Trump, despedía este lunes su larga gira por Asia con reuniones bilaterales con los líderes de Australia, India y el anfitrión, Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, a quien agradeció su hospitalidad, pero no crítico al menos públicamente por sus violaciones a los derechos humanos.

Trump y Duterte en realidad tuvieron varios encuentros durante el domingo por la noche y el lunes por la mañana en los cuales parecieron disfrutar de la compañía mutua. En una breve intervención en el almuerzo del lunes Trump elogió la organización de la cumbre y dijo a Duterte que la manejó “estupendamente”.

Realmente he disfrutado estar aquí”, le dijo.

De acuerdo a la presidencia filipina, la reunión entre ambos líderes duró más de 40 minutos y en la misma, Trump no tocó el tema de los derechos humanos.

- Publicidad Inline Ad -

LEA MÁS EN VOANOTICIAS

- Publicidad InText -