Este miércoles (4.10.2017), el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, concluyó su viaje a Las Vegas, estado de Nevada, donde 58 personas murieron y más de 500 resultaron heridas el pasado domingo (1.10.2017). Ese día, un hombre disparó desde el 32º piso de un edificio contra una multitud que asistía a un concierto de música country realizado al aire libre. El mandatario visitó a algunas víctimas y a agentes de seguridad que respondieron al ataque, pero se rehusó a abordar el tema del control de armas.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net