Los casos de dengue en Tena, capital de la provincia de Napo, aumentaron luego de las inundaciones de inicio del mes, cuando cuatro ríos se desbordaron y destruyeron viviendas y cultivos. Desde julio hasta ayer, 22 casos de la enfermedad se registraron en la ciudad amazónica y aparecieron, la mayoría, en los barrios Tereré, Bellavista, en la parroquia Ahuano y Chonta Punta.

En Tereré la acumulación de agua tras la inundación del pasado 2 de septiembre fue notoria y ello se considera como uno de los factores que agravó la situación. “Me dijeron que mi hijo tenía dengue, pero mi esposo también está con los mismos síntomas”, manifestó la ciudadana Elizabeth Andy, quien el martes llevó a su hijo al hospital.

LEA MÁS EN EL TELÉGRAFO