Los pilares y paredes de la escuela La Inmaculada Fe y Alegría, ubicada en el casco patrimonial de Zaruma, continúan inclinándose hacia el socavón.

El ministro del Interior, César Navas, confirmó ayer que la infraestructura se está desplazando 2 milímetros por día, hacia una quebrada. “Esto puede afectar a otras viviendas”, dijo.

Navas presidió la semana anterior la Comisión Especial para el Control de la Minería Ilegal, en Zaruma. Y mañana, participará en la reunión que tendrá un grupo de zarumeños con el presidente Lenín Moreno, en el Palacio de Gobierno.

El alcalde Jhansy López pide el estado de excepción para la ciudad. Esa será la principal solicitud de la delegación que viajará a Quito.

Confirmado.net / El Comercio

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: