La vigilia de un grupo de comuneros de Río Blanco, Yumate, Zhin Alto y Cochapamba cumplió un mes. Ellos rechazan las actividades del proyecto minero Río Blanco, que es considerado como estratégico por el Gobierno y que está ubicado en la zona más alta de las parroquias cuencanas de Molleturo y Chaucha.

Las familias están enfrentadas porque unos defienden la minería y otros la cuestionan. A una cita, que se realizó la semana pasada en Cuenca, asistió el ministro de Minería, Xavier Córdova y el gerente de esta minera china, Liu Boming.

Córdova escuchó las preocupaciones, pero no hubo acuerdos. Por ello, Hermes Albarracín, morador de Río Blanco, señaló que seguirán en la lucha. Ellos recibieron el apoyo de organizaciones como Yasunidos y las coordinadoras de las organizaciones indígenas de la Cuenca Amazónica y Andina.

Confirmado.net / El Comercio

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: