Las intensas lluvias que cayeron la noche del pasado sábado en Tena (Napo), a partir de las 21:30, provocaron el desbordamiento de los 4 principales ríos: Tena, Pano, Misahuallí y Colonso. Según las primeras evaluaciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), 8 barrios se anegaron y unas 500 personas fueron afectadas.
Alrededor de 50.000 habitantes de esta ciudad y sus parroquias se quedaron sin el servicio de agua potable, pues fue suspendido desde las 21:00 de ese día, debido al colapso de la red de distribución. Cuadrillas de la municipalidad trabajaban ayer para reparar los daños provocados en el sistema.
- Publicidad InText -