close

La captura de un buque chino que cargaba cientos de especímenes de tiburones martillo y otras especies de fauna vulnerable generó la reacción de sectores ecologistas. Entre estos, el World Wildlife Fund (WWF).

En un comunicado difundido hoy, el director de WWF-Ecuador Hugo Arnal expresó su “rechazo a la pesca industrial dentro de las aguas de la Reserva Marina Galápagos y al ingreso de embarcaciones no permitidas a dicha zona protegida, acciones que amenazan la integridad de los ecosistemas y biodiversidad” del archipiélago.

El escrito hace también referencia a la gestión de la Armada y del Ministerio del Ambiente por la captura de dicha embarcación y asegura así que por parte del Estado se demuestra “el interés del país en hacer respetar esta importante área marina protegida”.

Confirmado.net / El Comercio