Marchar al compás, clases de tiro, el uso correcto de granadas, ver películas de propaganda patriótica y conmemoración de los héroes de guerra: todo esto fue normal en los tiempos de las dictaduras comunistas. Ese tipo de entrenamiento militar patriótico formaba parte de la educación totalitaria y militarista en colegios y escuelas. Desapareció en todos los países de Europa central y del este poco después de la caída del bloque soviético en 1989.

Ahora, sin embargo, se reintroducen en Hungía los entrenamientos militares obligatorios para alumnos y estudiantes. Así lo ordenó el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. El Ministerio de Recursos Humanos y el Ministerio de Defensa deben elaborar hasta finales del año un “programa educativo patriótico de defensa del territorio nacional” para las escuelas.

Lea más DW.COM

Confirmado.net

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: