El reciente ataque con cuchillo en Hamburgo pone en evidencia la imposibilidad de controlar a los criminales que actúan solos. Estos utilizan armas para las que no se requiere ninguna licencia. Y no todos son islamistas.

Lea más en dw.com

Confirmado.net